¿Dónde estan los límites de lo grande y lo pequeño?

Buenas, este post es sobre una de las múltiples preguntas que genera la física cuántica [QP]. Hace un tiempo, escuchando el programa de divulgación científica Partiendo de Cero, salió a la luz el tema de la paradoja del gato de Schrödinger. Como estamos de vacaciones y tengo tiempo, en vez de enviar un link os la explicare si no lo sabéis.

A grandes rasgos lo que en mi opinión intentó Schrödinger fue demostrar la enorme dificultad de comprensión que entrañaban e iban a entrañar los recientes y futuros descubrimientos en QP, y enseñarnos que esos descubrimientos aplicados al mundo macroscópico escapaban a nuestra comprensión.

La paradoja no fue propuesta en los siguientes términos, pero más o menos así la he entendido:

Supongamos que tenemos una caja con un recipiente con un gas venenoso conectado a un resorte que activa un medidor Geiger (de radiación) si detecta que una barra de uranio que tiene cerca emite radiación. Dentro de la caja hay encerrado un lindo gatito. La QP tiene muy claro que las partículas subatómicas y los átomos pueden encontrarse en más de un estado simultáneamente, es decir, el uranio puede tener sus núcleos desintegrándose y emitiendo radiación, y tenerlos en reposo simultáneamente. Por lo tanto, si no abrimos la caja, podemos afirmar que el gato esta vivo y muerto a la vez, ya que el uranio puede estar irradiando o no a la vez, respectivamente.  No entra dentro de a lo que me voy a referir pero os preguntareis, ¿y si se abre la caja? Os recuerdo: en las palabras de uno de los creadores de la física cuántica, el profesor Dirac, la fineza de nuestra capacidad para observar y la disminución de la perturbación ocasionada por esa acción tienen un límite, el cual es inherente a la naturaleza de las cosas. Es decir, las observaciones de un experimento lo alteran.

Bien, parece claro que para que haya un comportamiento cuántico el objetivo de estudio deber ser de tamaño atómico o molecular, PERO hace unos años unos científicos descubrieron algo sorprendente. Aplicaron un flujo magnético a un squid (dispositivo superconductor de interferencia cuántica), un pequeño anillo al que habían realizado un corte en una de sus secciones e introducido un pedazo de material aislante. Cual fue su sorpresa cuando observaron que pares de electrones circulaban simultáneamente en las dos direcciones alrededor del anillo creando corriente en ambos sentidos. Los autores hablan de un experimento en el que están involucrados del orden de mil millones de pares de electrones. Esto ya no son pequeñas partículas sueltas.

¿Cómo de grandes tienen que ser las cosas para presentar la dualidad o variedad de estados que pueden presentar las partículas del microcosmos? Como a lo largo de la historia de la ciencia, parece que descubriremos más y más respuestas con el paso del tiempo que, en mi opinión, nunca nos llevaran a una certeza absoluta de nada, y eso es lo que da a la ciencia, la ingeniería y la investigación, ese indudable atractivo que muchos tenemos hacia ellas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cuántica, física y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Dónde estan los límites de lo grande y lo pequeño?

  1. f dijo:

    enhorabuena, muy currado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s